Historia / Cultura Ajedrecística

¿Alekhine o Capablanca? Juzgue Usted

«Si el Ajedrez es lucha, el mejor es Lasker; si el Ajedrez es Ciencia, el mejor es Capablanca; si el Ajedrez es Arte, el mejor es Alekhine»

(GM Savielly Tartakower)

Difícil decisión en este juicio ajedrecístico. Las estrellas que más brillaron -junto con el alemán Emanuel Lasker- en los primeros 40 años del siglo pasado. El cubano, una leyenda desde los cuatro años, era el Ajedrez mismo. El ruso, la imaginación en función del juego, era la pasión por el Ajedrez.
Usted juzgará por los resultados individuales, preferencias de estilo o consideraciones técnicas, lo cierto es que la decisión es difícil como es difícil ser imparcial en este juicio que tiene más de 60 años de existencia. ¿el carismático latino o el controversial ruso-francés? ¿El que «hablaba» el Ajedrez mejor que su idioma materno o el que siempre llevaba un juego de Ajedrez en su bolsillo?
Fueron eternos rivales desde que en 1914 se enfrentaron por primera vez en San Petersburgo; «el juego de Capablanca eclipsa al de todos» reconoció entonces Alekhine.
Alexander Alekhine
Personalidades diferentes, estilos diferentes. Capablanca, el talento convertido en una máquina de precisión exacta capaz de realizar una mínima ventaja en un seguro triunfo. Ocho años sin perder y menos de 40 derrotas en toda su carrera. Alekhine, el artista capaz de forjar un ataque brillante en un cuadro de 64 casillas; el voluntarioso que cambió su estilo de vida para derrotar en la revancha al Campeón Max Euwe.
Aún las estrellas tienen similitudes; Capablanca, esperó largos años la revancha del ruso (que nunca llegó). Alekhine, murió esperando regresar a Moscú para enfrentar al retador M. Botvinnik. Ambos nacieron y murieron con cuatro años de diferencia y fuera de su Patria.
José Raúl Capablanca
La gran rivalidad existente entre ellos fue tal que en el Torneo A. V. R. O. de 1938, Capablanca hizo su oferta de tablas a Alekhine por intermedio del director del certamen. Posteriormente, en 1939 en el acto de premiación y clausura de la Olimpíada de Buenos Aires, cuando los presentes aclamaban el éxito de Capablanca, Alekhine, enojado salió del salón.
Sin embargo, a pesar de esa rivalidad hasta el final de sus vidas, ellos tuvieron palabras de elogios mutuos. «El doctor Alekhine siempre juega bien (…) el título de Campeón del mundo está en buenas manos», declaró Capablanca al perder el match de Argentina en 1927. «
«Desde cuando conocí a Capablanca, sabía que alguna vez el sería el Campeón y yo sería su lógico retador (…) y debo confesar que al conocer su propuesta del match, sentí renovados mis deseos de luchar contra Capablanca a quien admiraba y admiro mucho por su talento» manifestó el ruso al vencer en el match de 1927.
 Posteriormente diría al conocer la muerte del cubano: «Ha muerto el más grande ajedrecista de todos los tiempos. Jamás volverá a nacer uno igual».
Resultados individuales
Capablanca vs Alekhine
1913 San Petersburgo, 2 a 0
1914 San Petersburgo, 2.5 a 0.5
1922 Londres, tablas
1924 Nueva York, 2 tablas
1927 Nueva York, 1a 0 y 3 tablas
1927 Buenos Aires (Match Campeonato Mundial), 3 a 6 y 25 tablas
1936 Nottingham, 1a 0
1938 Holanda (A.V.R.O.), 0,5 a 1,5
totales 9 a 7 y 33 tablas
En la tabla de posiciones de los Torneos en que juntos participaron, Capablanca quedó por encima de su rival en todos los señalados anteriormente, excepto en el A.V.R.O. de1938. Asimismo, en el Torneo de las Naciones (Olimpíada Mundial por Equipos) aunque no hubo encuentro personal entre ambos, Capablanca finalizó con 8.5 puntos y Alekhine 7.5 puntos. En este evento el cubano ganó la Medalla de oro en el Primer Tablero.
¿Ya tiene su decisión? Espero haberlo ayudado a tomar su veredicto con imparcialidad y sin favoritismo.

 

MI Nelson Pinal Borges

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top