Historia / Cultura Ajedrecística

Clásicos del Ajedrez: Rudolf Spielmann, el último romántico

“El poder del sacrificio es irresistible, el entusiasmo por  el sacrificio es innato en el ajedrecista”   (Rufolf Spielmann)

Con el inicio del siglo XX comenzaron a escasear los jugadores puramente  tácticos, seguidores de la Escuela Romántica  e inspirados en  Anderssen y Tschigorin. Se imponían los nuevos conceptos de la Escuela Posicional de Steinitz y los principales Maestros de la época – Lasker, Tarrasch, Rubinstein y Capablanca – desarrollaban sus partidas por senderos tranquilos y alejados de las luchas tácticas.
Es en esa época cuando sobresale un jugador austríaco que con un estilo casi olvidado, cosecha triunfos y logra derrotar a jugadores de la calidad de Alekhine, Reti, Rubinstein, y Tarrasch, entre otros. Su nombre: Rudolf Spielman, lo llamaban: el Ultimo Romántico.
Nacido en Viena en mayo de 1883,  viajó como niño prodigio por muchos países. Le temían por su estilo violento y su gran imaginación y talento para el juego de ataque. Convirtió el sacrificio en un Arte y de ahí que muchas de sus partidas sean joyas artísticas muy instructivas para los jugadores que deseen progresar en el terreno de la táctica ajedrecística.
El Ultimo Romántico falleció en Estocolmo en 1942, pero dejó para la posteridad su obra, una hermosa obra ajedrecística forjada en un estilo maravilloso y capaz de darle vida a las partidas y enriquecer la Teoría del Ajedrez. 
Mannhein 1914
Blancas: R. Spielmann   Negras: A. Flamberg
Apertura Vienesa
1.e4 e5 2.Cc3 Cf6 3.f4 d5 4.fxe5 Cxe4 5.Cf3 Ag4?!
La mejor respuesta es 5..Ae7, que permite una posición equilibrada. La de la partida, aparentemente mas enérgica pero muy superficial.
6.De2 Cc5? Era mejor no perder tiempo y hacer 6..Cc3.
7.d4 Axf3 8.Dxf3 Dh4+ Este es el complemento de la dudosa jugada 5 de las negras que esperaban en este momento 9.Df2 y entrar en un cómodo final. Sin embargo, veremos como Spielman desarrollara su arte táctico basado en el mejor desarrollo de sus piezas.
9.g3! Dxd4 10.Ae3! Dxe5? La aceptación del primer peón es obligado. El segundo se podía declinar con 10..Db4 ya que es sumamente peligrosa la apertura de la columna e, elemento que decidirá el resultado de la partida.
11.0-0-0 Es notable la superioridad del desarrollo blanco y además la posibilidad real de poner sus Torres en juego rápidamente. Ante la amenaza 12. Td5 las negras juagan 11..c6 y parece que se pueden defender; pero ya la posición esta madura para los sacrificios destructivos de la estructura defensiva del negro.
11…c6 12.Cxd5!! Abrir la posición rápidamente es la opción ganadora del blanco, que puede movilizar sus piezas para el ataque del Rey negro. Es evidente que el subdesarrollo del negro y su Rey en el centro son los factores que le permiten al Maestro vienes acelerar su ataque mediante los sacrificios.
12…cxd5 13.Txd5 De6? Realmente no hay jugadas salvadoras. Si 13..Dc7, 14.Af4 Db6, 15.Ab8 Tb8, 16. Df4 Tc8, 16.Ab5+ Db5, 17.Te1+ Ae7, 18.Te7+ Re7, 19.Dd6 Re8, 20.Te5+ Ce6, 21. Tb5, ganando y si 13..Dc8, 14.Ab8 Tb8, 15.Ab5+ Re7, 16.Te1+ Ce6, 18.Da3+ Rf6, 19.Tf1+ Rg6, 20. Dd3+ Rh6, 21.De3+ g5, 22. Tg5 Cg5, 23.Tf6+, ganando.
14.Ac4 Con la amenaza 15.Tc5. En todas las variantes las blancas ganan atendiendo a la facilidad con que sus piezas atacan al Rey negro. Como se aprecia claramente la virtual ocupación de la columna Rey por la Torre de h1 decide la partida.
14…De4 15.Axc5!! El remate brillante. Si 15..Df3, 16.Te1+ termina en mate. La partida ilustra lo peligroso que es ganar material si se le permite al contrario ir mejorando la posición de sus piezas con ganancias de tiempos para luego atacar el Rey en el centro. Es instructivo ver como Spielmann castigo la «glotonería» del negro.
1-0
Nelson Pinal Borges, MI
Santo Domingo

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top