Semblanza del Arbitro Internacional Francisco Alfonso Pino
Francisco Alfonso Pino nació en la ciudad de Florida, municipioo de la provincia de Camaguey,  Cuba, el 21 de sept. de 1950. Se incorporó muy joven al Ajedrez representando a su provincia en eventos nacionales desde 1969. Con el paso de los años inicia su carrera como Arbitro a la vez que imparte clases en diferentes niveles de enseñanza. En la década del 80 estuvo como Instructor de Ajedrez colaborando en la República de Angola y posteriormente a su regreso a Cuba retoma sus funciones arbitrales, hasta vencer los requisitos para obtener el título de Arbitro Internacional de Ajedrez. Como tal trabajó en varios Torneos Internacionales -Migoya in Memoriam, Capablanca in Memoriam, Guillermo García in Memoriam, etc.-. Además, Pino fue un destacado Arbitro en los Juegos Nacionales Escolares y Campeonatos Juveniles de Cuba, atendiendo a su gran conocimiento del Sistema Suizo

Desde su llegada a República Dominicana en 1995 para actuar de Arbitro en el Torneo de los Inmortales, se reafirmó como un gran entusiasta del Ajedrez e intervino en la gran mayoría de los eventos celebrados en el país y recorrió toda la geografía nacional dando Cursos de Arbitraje, organizando Torneos, actuando como Arbitro, impartiendo clases de Ajedrez, etc, etc.

Francisco Alfonso -conocido en Cuba como el Jabao de Camaguey- fue un luchador incansable por el bien del Ajedrez. Desprendido, humilde, conciliador y con un carácter jovial, Pino se ganó el aprecio de los aficionados y jugadores que le conocieron en todos los rincones que llevó el Ajedrez. Para muchos fue el «helmano», el socio, el cubano o simplemente para todos, el amigo Pino.

Homenaje a Pino en el Cementerio
Siempre puntual, creciéndose ante las dificultades, buscando soluciones a los problemas que se presentaban en cada ronda, imponiéndo su carácter, mandando a hacer silencio, etc., constituyen aspectos de Pîno que no podremos olvidar.

Su valiosa colaboración con el desarrollo de la Enseñanza del Ajedrez y fundamentalmente su aporte al arbitraje en República Dominicana fue innegable y en cada evento que transcurra a partir de su ida sentiremos profundamente la ausencia del entrañable Pino, el Jabao de Camaguey.

Nelson Pinal Borges, MI
Santo Domingo

Por PINALCHESS

Maestro Internacional de Ajedrez FIDE Trainer Licenciado en Economía Articulista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *