Directivos Meritorios

Recientemente asistí a un Consejo de la Federación Dominicana de Ajedrez en el cual, entre otros puntos de la agenda, se seleccionaría el Comité Electoral que debe organizar las elecciones de enero del año 2018.

Al momento de votar por los candidatos a ser miembros de dicho comité  un candidato desconocido entre la familia ajedrecística recibió 17 votos y otro, ajedrecista y ex-Presidente de la FDA, entre otros méritos para tener una votación relevante, sólo alcanzó 5 votos.

Producto de ese resultado, a los pocos días de esa reunión comencé a buscar información sobre la trayectoria de los principales Directivos de la FDA de los últimos 75 años para conocer y escribir brevemente algo sobre los aportes que hicieron  en beneficio del Ajedrez nacional y que merecen ser reconocidos en  la Historia ajedrecística del país, muy por encima de una votación en una reunión.

A tal efecto sabemos, que desde que el Doctor Rogelio Lamarche Soto  contribuyó en la formación de la primera Directiva del Ajedrez nacional en el año 1944 hasta la fecha, muchos han sido los hombres que desde cargos de dirección han dado vigencia, prestigio  e institucionalidad al Juego Ciencia dominicano.

      Doctor Rogelio Lamarche Soto

El Doctor Lamarche fue un digno asesor permanente de la FDA hasta sus últimos días y  artífice de la participación dominicana en los Juegos Centroamericanos de Barranquilla  en 1946, así como de las visitas de los Maestros Arturo Pomar, de España y del argentino Carlos Guimard.  Épocas difíciles para el Ajedrez nacional dada la escasez de recursos para poder realizar actividades nacionales y competir internacionalmente.

No se puede hablar del Ajedrez dominicano sin mencionar al Doctor Lamarche. Asimismo, con el transcurso de los años han existido directivos  muy meritorios  que han dejado hitos en el Ajedrez. Personas que en su momento sembraron semillas sólo pensando en cosechar el bien del Noble Juego y no regadas en  provecho de su imagen personal.

Alvaro Arvelo -hijo- 

En ese tenor encontramos  a Alvaro Arvelo -hijo-, quien con su visión futurista logró inscribir al país en la FIDE a comienzos de los años 60 y  a Napoleón Muñoz, quien aportó su decencia, energía y  “visión olímpica” al desarrollo del Ajedrez. Ambas personalidades, carentes de toda ambición personal, dejaron huellas en la Historia del Ajedrez nacional.

Roque Napoleón Muñoz

Como no recordar a Ricardo Argomániz, llamado el Mecenas del Ajedrez dominicano, quien disponía recursos de su bolsillo para la celebración de eventos nacionales y costeaba boletos para que los jugadores dominicanos pudieran competir en el exterior. Siempre entusiasta y colaborador desinteresado de cuantas actividades ajedrecísticas se celebraran en el país,  Don Ricardo constituye un símbolo del dirigente entregado con corazón y alma a encaminar el Ajedrez a planos superiores con una humildad y sencillez dignas de imitar.

Asimismo, el dirigente Juan José Matos Rivera (Pachón) tiene grabado su nombre en bronce en la Historia del Ajedrez dominicano porque dejó un hito en su entrega y aporte a la organización y promoción del Juego en el territorio nacional y eso lo enaltece como figura predominante cuando se hable de Presidentes de la FDA. Una gran pérdida fue su fallecimiento en el accidente de aviación de Puerto Plata en el año 1992.

Mención aparte merece el Ingeniero Rafael Damirón, reconocido Arbitro Internacional de Ajedrez y quien por décadas ha sido miembro del Comité Olímpico Dominicano. Ajedrecista desde muy joven con toda una vida entregada al deporte, elaboró en gran medida los actuales Estatutos de la FDA y es el promotor de ideas, aportes e iniciativas beneficiosas para el progreso del Ajedrez. Fue Presidente de la FDA en momentos difíciles, donde la escasez de recursos afectaba el desarrollo de la Institución, sin embargo en su gestión se logró organizar el famoso Torneo Zonal de 1975 que reunió a 26 jugadores de 17 países,  uno de los eventos más importantes y significativos en los anales del Ajedrez Nacional.

Damirón es autor de varios libros sobre el Ajedrez Dominicano y escritor por muchas vías de valiosos artículos. No creo equivocarme si manifiesto que es la persona que más ha contribuido con el desarrollo institucional del Ajedrez Nacional en toda su Historia. Sus méritos de gran Directivo están a la vista de todos.

 Rafael Damirón

El Maestro Nacional Luis Belliard aportó a su gestión vastos conocimientos y amplia experiencia como jugador de nivel internacional. Siempre defendió  la atención a los jugadores y encaminó sus gestiones a desarrollar un Ajedrez con un alto rigor competitivo, elemento muy importante para el prestigio internacional de nuestro Ajedrez y abandonado en la actualidad. La elevación del nivel de juego de los principales jugadores siempre ha sido una preocupación constante del Maestro Belliard y eso constituye un patrón para el trabajo de cualquier directivo atendiendo el posicionamiento del país en el Ajedrez internacional como una función importante de un Presidente de la FDA. En ese aspecto, Belliard organizó dos fuertes Torneos Internacionales entre los años 2008 y 2009.

 Luis Belliard

Unos de los hitos más importantes en la Historia del Ajedrez dominicano fue la construcción del actual local de la Familia Ajedrecística Dominicana. Y ese loable mérito lo tiene la Ingeniera Elizabeth Hazim, que con su energía, perseverancia y carisma logró que el entonces Presidente de la nación, Joaquín Balaguer, accediera a su petición para conseguir el terreno y la construcción del local.

El picazo para la construcción del local de la Familia Ajedrecística dominicana

También en su período de gestión, 1994-1996,  se celebraron importantes torneos internacionales –Los Inmortales 1995 y las famosas Copa Samanel, entre otros-. Su gestión es recordada como una de las mejores en los últimos 25 años.

Elizabeth Hazim – Expresidenta de la FDA y Excampeona Nacional

Un Directivo que dejó un importante hito en el Ajedrez Nacional fue Pedro Genaro Rodríguez, el primero que tuvo la visión de explotar las ventajas turísticas del país organizando Torneos internacionales en la región de Boca Chica. A tal efecto, se atrevió a organizar la Tercera Copa Los Inmortales 2001 en un resort de esa playa dominicana… y fue todo un éxito. Posteriormente organizó también un evento internacional en la capital dominicana.

  Pedro Genaro Rodríguez

Otra personalidad, que con sus conocimientos, experiencias y sabiduría, ha aportado mucho de su vida al Ajedrez dominicano es el Licenciado Francis Argomániz. Igual que su padre Don  Ricardo, fue un gran impulsor del Juego Ciencia nacional. No se puede olvidar que en su última etapa como Presidente de la FDA (2006-2008) contribuyó decisivamente a que el país obtuviera un título de Gran Maestro de Ajedrez en la persona de Ramón Mateo, quien había conquistado la primera norma en la gestión del Señor Nazir Atalah. También en la gestión de Francis, se obtuvo título de Maestro Internacional de Lisandro Muñoz, el último logrado en el país desde  entonces. Su valía dirigencial es indiscutible.

El exPresidente Nazir Atalah tiene otro mérito: el de haber organizado en noviembre del año 2002, el Torneo más fuerte jamás realizado en República Dominicana (y quizás el más fuerte de Latinoamérica), la Cuarta Copa Los Inmortales. Un hito organizativo en el Ajedrez del continente con la participación de más de 30 Grandes Maestros, así como la presencia simultánea en el país del exCampeón Mundial Anatoly Karpov y los famosas estrellas Alexei Shirov y Serguei Karjakin.

 Nazir Atalah

Tampoco se puede olvidar la efectiva y gran masificación del Ajedrez en el país entre los años 2010 y 2013 durante la gestión del Licenciado Pedro Domínguez Brito, quien aprovechó para bien del Ajedrez Nacional la donación de 25,000 juegos y 10,000 relojes por parte de la República de Taiwán. Es un hito importante en la Historia del Ajedrez Dominicano. Es de destacar que en su gestión se organizó en noviembre del año 2012 la Copa AES, último evento internacional celebrado en el país.

A groso modo he tratado de resumir los principales logros que en beneficio del Ajedrez dominicano aportaron Directivos del calibre de Polón Muñoz, Don Ricardo o Elizabeth desde la época del Doctor Lamarche hasta la actualidad; muchos de ellos trabajaron en etapas difíciles debido al poco apoyo oficial y la aguda escasez de fondos monetarios. Casi todos fueron personas provenientes del Ajedrez y que lo llevaban en la sangre,  carentes de codicia personal y creyentes en la alternancia del poder, ya que a pesar de haber obtenido buenos resultados en su momento, no se obsesionaron con dirigir el Ajedrez desde la presidencia, Incluso, ellos siguieron aportando al Juego Ciencia aún sin tener cargos directivos, porque su criterio fue, más que aferrarse a un cargo en sí, en servir al Ajedrez aún siendo simples aficionados y eso, más que un mérito, es una virtud.

 

By | 2017-12-12T14:27:35+00:00 diciembre 12th, 2017|Historia / Cultura Ajedrecística, Opinión / Criterio|0 Comments

About the Author:

Maestro Internacional de Ajedrez FIDE Trainer Licenciado en Economía Articulista