Historia / Cultura Ajedrecística

En broma y en serio: los poemas del amigo Pedro

“Tiene el leopardo un abrigo
 En su monte seco y pardo:
 Yo tengo más que el leopardo,
 Porque tengo un buen amigo”.

José Martí

El ajedrecista que llega a Santo Domingo tiene un amigo seguro, una casa para jugar y un buen rato para disfrutar. Todo eso lo ofrece Pedro Echavarría Rivera, un ferviente amante del Ajedrez, de la buena música y la agradable conversación. J

En la entrada de su casa se lee un cartel: ¡cuidado hay Pedro!, que es un  fiel reflejo de su exquisito sentido del humor y su fina imaginación. Estas cualidades se conjugan con un carácter muy afable, un altisimo nivel cultural y un excelente criterio del comportamiento social, que hacen distinguir a Pedro como una gran persona.

Conozco al apreciado amigo Pedro desde mi primera visita a República Dominicana en 1994, pero desde entonces él ya estaba enfermo; muchos años antes había sido contagiado con un terrible virus que afecta la salud de miles de personas en el mundo: Ajedrecítis Crónica; una enfermedad “saludable” que aporta felicidad, ayuda a combatir la tensión del estrés y a retardar la llegada del anti-ajedrecista alemán Señor Alzhéimer.

Pedro con el MI cubano Lázaro Bueno

Gran entusiasta y promotor del Ajedrez, Pedro tiene una larga historia ajedrecística, no solamente como un gran jugador –tiene miles de partidas jugadas-, también, como un buen conocedor del Ajedrez. Como Rey, en su casa escaqueada tiene a una excepcional Dama, su hospitalaria esposa Elsys, y también posee, colecciones de juegos, libros, videos, fotos y hasta mesas de Ajedrez fabricadas con sus manos e ingenio.

Pedro disfrutando del Ajedrez contra la Maestra Elizabeth Hazim, ex-campeona nacional de República Dominicana

Por si fuera poco, Pedro enseñó a su nieto a jugar Ajedrez dentro del vientre de la madre, logró que la primera palabra pronunciada por el bebé fuera Jaque, y el niño, con dos años movía las piezas y ya un poco mayor casi derrota al abuelo.

Cientos de personas contagiadas de Ajedrecítis Crónica una enfermedad saludable según Pedro

Pues producto de su creatividad -virtud necesaria para ser un buen jugador de Ajedrez- Pedro, que también tiene algo de poeta, compone poemas y décimas y hace unos meses me facilitó unos graciosos e interesantes poemas que ahora aprovecho para darlos a conocer a Ustedes, amigos lectores, que seguro no se arrepentirán de leer.

En broma y en serio, Pedro ofrece, en un poema, una lección de Ajedrez muy original y en otro, una invitación a acercarse conocimiento del Juego Ciencia desde una óptica muy singular y que pudiera ser “una buena jugada” para muchas personas necesitadas de crecimiento personal y relajación intelectual

Poema número 1

Una lección de Ajedrez

¿QUIERE  JUGAR AJEDREZ?

PUES AQUÍ ESTA LA LECCIÓN:

UNO  QUE VALE EL PEÓN;

CABALLO Y EL ALFIL, TRES.

LA DAMA QUE VALE  DIEZ

Y LA TORRE CINCO PUNTOS

PODRÁN HACER TODOS JUNTOS

BUENA DEFENSA DEL REY

Y SI SE APRENDE ESTA LEY,

YA LE SOPLAN BUENOS VIENTOS.

 

ENFOCAR SUS PENSAMIENTOS

PARA DOMINAR EL CENTRO,

MANTENIENDO SIEMPRE DENTRO

TODITOS SUS SENTIMIENTOS.

OLVIDARSE DE LAMENTOS

Y USAR LA IMAGINACIÓN;

ATACAR SIN DISTINCIÓN,

ENROCÁNDOSE PRIMERO;

ORGANIZAR EL TABLERO

CON TINO Y CON PRECISIÓN.

 

SUMANDO ESTRATEGIA Y TÁCTICA

CON MÉTODO Y MUCHO ESMERO,

ANALIZAR DESDE CERO,

CON PACIENCIA MATEMÁTICA.

AL REALIZAR ESTA PRACTICA

NO  DEBE TOMAR CERVEZA,

MANTENIENDO LA CABEZA

EN ESTADO SIGILOSO,

PARA EVITAR QUE UN BABOZO

LE FULMINE SU DESTREZA.

 

LLENARSE DE TEORÍA

LE AYUDARÁ GRANDEMENTE,

LE DUPLICARÁ LA MENTE

Y LE TRAERÁ MEJORÍA.

ADEMAS DE SER POESÍA

Y DE SER EL JUEGO CIENCIA,

ES LA PURA INTELIGENCIA

DISFRAZADA DE DEPORTE;

ES DEL CEREBRO SU NORTE

Y DE LA VIDA SU ESENCIA.

 

EN ESTADO SILENCIOSO

ALEJARSE DE UN DISLATE,

PLANIFICANDO UN BUEN MATE

CON UN ESTILO INGENIOSO.

Y OIGA AMIGO DE LO HERMOSO:

YA BASTA POR ESTA VEZ;

YA CONOCE EL AJEDREZ,

LO MÁS ALTO Y MÁS PROFUNDO,

LA MARAVILLA DEL MUNDO,

LO MEJOR CONTRA EL ESTRÉS.

 

ASÍ ES QUE,  AMIGO LECTOR,

INDÍQUELE A SU CEREBRO,

QUE LO QUE AYER ERA NEGRO

HA CAMBIADO DE COLOR.

DEDÍQUESE  A LO MEJOR

QUE NOS HA DADO LA VIDA.

Y LE SUGIERO EN SEGUIDA

BRINDAR POR LAS COSAS BUENAS,

AL ENTERRAR A LAS PENAS,

COMPARTIENDO UNA PARTIDA.

Pedro Echavarría Rivera – 7/5/2004

 

POEMA #2

POSICIÓN

DIOSES TIENEN LOS DUDOSOS,

SANTOS TIENEN LOS CREYENTES,

BRUJOS, LOS NO INTELIGENTES,

VELONES, LOS VELEIDOSOS.

TODOS PARTIMOS EN TROZOS

NUESTRA IGNORANCIA, TALVEZ;

ESPERO QUE SEA AL REVÉS;

AHORA, ESCUCHENLO, FANÁTICOS:

A NOMBRE DE LOS LUNÁTICOS,

MI DIOS ES EL AJEDREZ.

 

LO DIGO POR CONVICCIÓN

Y POR AMOR A LA CIENCIA:

YA BASTA DE PENITENCIA,

DE MENTIRA Y DE ORACIÓN,

QUE JUNTO A LA SUMISIÓN

CAMINA LA ESTUPIDEZ,

FRUTO DE LA CANDIDEZ

Y DE LA REPETICIÓN.

ASI, DIGO, SIN PASIÓN:

MI DIOS ES EL AJEDREZ.

 

QUE EN ESTE MUNDO DOGMÁTICO

Y LLENO DE DISPARATES,

YA BASTA PARA DISLATES

Y PENSAMIENTO FANTÁSTICO.

VOY A SER UN POCO DRÁSTICO,

PERO ES POR ÚLTIMA VEZ,

DISMINUYA SU IDIOTEZ,

DICIENDO A CORO CONMIGO:

¡POR FIN ENCONTRÉ UN AMIGO,

MI DIOS ES EL AJEDREZ!.

PEDRO ECHAVARRIA RIVERA 28/7/2005

To Top