Estrategia

Aprenda con Spassky: una jugada sorprendente

“Mi pieza favorita es la Dama Blanca” – Spassky
 
 

                                                             Después 16…Cc6 de Spassky, Averbakh  pensó 55 minutos para aceptar el sacrificio…

…Revisando algunas revistas cubanas Jaque Mate de los años 60 me reencontré con una extraordinaria partida del ex-Campeón mundial Boris Spassky en la cual realiza una de las jugadas más sorprendentes de la Historia del Ajedrez moderno. La partida, jugada en el Campeonato de la URSS de 1956 contra el reconocido GM Yuri Averbakh, muestra el gran talento y la tremenda capacidad creativa del joven Spassky. (Ver la partida completa en el visor)

Spassky de niño. El pasado  
30 de enero cumplió 82 años
¡Larga vida para él!
 
 
 
 

Es importante recordar que Boris Spassky – Leningrado, 30/1/1937- comenzó a jugar a los 5 años y con 18 años fue el Gran Maestro más joven del mundo. Campeón Mundial Juvenil en 1955, fue Campeón de la URSS en varias ocasiones y realizó la hazaña de ganar dos ciclos del Torneo de Candidatos derrotando en los matches a E. Gueller -dos veces-, P. Keres, M. Tal, B. Larsen y V. Korchnoi. Cuando derrotó a Tigran Petrosian en 1969, fue proclamado por la FIDE como el 10mo Campeón Mundial de Ajedrez .

 
Con sólo 10 años, Spassky derrotó a 
M. Botvinnik en una simultánea
 
 

Dos futuros Campeones mundiales Spassky vs Tal, Campeonato URSS, 1958

 

En su mejor época como jugador, Spassky fue ganador de grandes Torneos internacionales y fue el primer tablero del equipo de la URSS en el famoso Match del Siglo contra el equipo Resto del Mundo en 1970 y donde le ganó a B. Larsen una partida que muchos llamaron la Partida del Siglo. Aunque después de perder el cetro mundial con Robert J. Fischer en 1972, Boris no volvió a ser el mismo jugador ambicioso de antes, ganó el fortísimo Campeonato de la URSS de 1973, tuvo otras relevantes actuaciones y siguió siendo un extraclase del Ajedrez Mundial.

 
Décimo Campeón Mundial de Ajedrez
 
 
 
 

Comparado por muchos con el genial cubano José R. Capablanca por ser un jugador práctico más que de estudio;  Spassky posee un definido estilo universal y gran facilidad para el ataque; son famosos sus Gambitos del Rey contra R. Fischer, D. Bronstein y A. Karpov. Asimismo, enriqueció con novedosas ideas la Siciliana Cerrada y la Defensa Tarrasch, entre otros sistemas de juego.

Mis “amigos más íntimos” han sido Anderssen, Morphy, 
Tschigorin, Capablanca, Aljechin, Tal y  Fischer
 
 
 
 
 

Reconocido por su carácter afable y su extrema caballerosidad dentro y fuera del salón de juego, Spassky es un personaje que prestigia con su presencia toda actividad ajedrecística donde participe como jugador, periodista, conferencista o simple espectador.

Spassky con la Dama Blanca y ex Campeona Mundial A. Kosteniuk

 
 
 
En los últimos años Spassky ha padecido
quebrantos de salud 
 
 
 
Dos épocas: Yuri Averbakh y Boris Spassky 
 
 

Volviendo a la partida, tenemos que Spassky planteó una Defensa India del Rey contra el 1.d4 de Averbakh, el cual logró clara ventaja posicional después del cambio de Alfiles blancos. La posición prometía mucho para el blanco que además tenía ventaja de espacio y el potencial dominio de la columna h. Es en esta difícil posición es que Spassky realiza  la jugada 16…Cc6!!??, entregando un Caballo por un peón sin la aparente posibilidad de ataque y casi ninguna compensación. Al realizar esta ingeniosa jugada, el auditorio reclamó la corrección de la misma en el Tablero mural donde exhibían la partida. Sin embargo, sólo un jugador con una visión superior, podía ver las posibilidades ocultas que le brindaba el sorprendente movimiento y la posición que se derivada del mismo.

Posición después de la jugada 16…Cc6!?
 
 
 
 
 

Esta jugada, sorprendente e insólita, es el resultado de la capacidad creativa de Spassky. Sacrifica una pieza por un peón sin la más remota perspectiva de ataque. Su plan es dinamizar un contra juego en la columna b unido a la maniobra Ce6-d4 y de paso contrarestar, bajo el riesgo de jugar con una pieza menos, la ventaja posicional del blanco fundamentada en su iniciativa en el Flanco Rey y la debilidad de las casillas blancas.

Su posible razonamiento: la posición de las negras es inferior, muy restringida y sin un claro contra juego. Con jugadas lógicas, las negras se verán superadas por el dominio de las blancas en la columna h que se convertiría en un ataque directo al Rey negro. ¿Qué hacer? Buscar un contra juego basado en el dominio de la columna b y en la maniobra Ce6-d4. ¿Sería suficiente? Al menos, a partir de entonces, la partida no estaría de un sólo lado y las blancas tendrían que preocuparse y atender sus debilidades.

Acerca de su movimiento Spassky escribió: “He jugado 16…Cc6 porque yo no vi otros recursos prácticos  y porque mi posición era muy pasiva. Estaba muy sorprendido de que Yuri Averbakh estaba pensando 55 minutos;  consideré que después 17.dxc6 bxc6 18.h6! Ah8, las Blancas tendrían dos piezas y que podría gestionar la victoria muy fácilmente”.

De hecho, la jugada estremeció psicológicamente al GM Averbakh, el cual no encontró un plan preciso para ejecutar su ventaja material. La partida siguió con altas y bajas de ambas partes -incluso Spassky pudo ganar- y terminó en tablas. Pero el simple resultado del encuentro ya era secundario. ¡¡Más importante era la lección de creatividad brindada por Spassky!!

Espero que sean pacientes, vean la partida y saquen sus conclusiones acerca de las posibilidades ocultas que brindan determinadas posiciones siempre que se cuente con el talento, la intuición y la capacidad para crear jugadas ingeniosas como la que nos relegó para la posteridad el entonces jovencito Boris Vasílievich.

 
¿Hay compensación por la pieza sacrificada?
 
 
El negro alcanzó ventaja decisiva
pero no logró ganar
 
 
 
 
 
 

To Top