Entrevista al
vuelo…los niños, el Ajedrez y el entrenamiento.
Nelson Pinal
Borges nació el 28 de febrero de 1955, en Cárdenas, Matanzas, Cuba. Es
Licenciado en Economía y Maestro Internacional de Ajedrez. Posee el título de
FIDE Trainer.
Entre sus muchos
logros como ajedrecista se debe mencionar que fue Campeón Juvenil de Cuba en  1970; logró el 7mo lugar en el Mundial Juvenil
de Atenas,1971; Subcampeón de Cuba en 1980; Subcampeón de República Dominicana
en el año 2000, integrante del Equipo Olímpico Dominicano en el año 2012 y
Entrenador del  Equipo femenino
dominicano en la Olimpíada de Tromso, Noruega-2014.
Es autor del
libro “Ajedrez para aficionados”, publicado en República Dominicana y un buen
articulista sobre el Ajedrez y su página es PINALCHESS – 
http://www.ajedrezpinal.com/
N. Pinal, 1968
¿Hola, Nelson
te parece que iniciemos con la primera pregunta?
-Claro que sí Gabriel. Trataré de ser breve y conciso en
las respuestas.
¿Qué fue lo que
te atrajo del Ajedrez cuando fuiste un niño?
-Principalmente el entusiasmo que había en mi ciudad
natal, Cárdenas, y en toda Cuba. ante la celebración de la Olimpíada Mundial de
La Habana 1966. Se jugaba Ajedrez en las escuelas, círculos obreros, barberías,
en la calle, en todas partes. Había una epidemia ajedrecística en el país. De
esa época surgió una gran generación de ajedrecistas jóvenes.
¿A quién recuerdas de esa época?
-Recuerdo a jugadores y directivos de la ciudad de
Cárdenas y de la Provincia de Matanzas. Son muchos, pero es grato recordar a
Wilfredo García –padre- un entusiasta dirigente y movilizador del Ajedrez en la
provincia, ente fundamental en el desarrollo del Ajedrez durante muchos años. A
Carlos González, quien me aconsejó cuando yo comenzaba y me dijo;
«reproduce muchas partidas». A Felix Galvany que dedicó parte de su
tiempo a prepararme muy empíricamente antes del Mundial Juvenil de Atenas,
Grecia en 1971, donde quedé 7mo en la Final, derrotando al entonces ya GM
Rafael Vaganian. De igual forma a Jorge Vega Fernández, que me acompañó al
Mundial Juvenil y  posteriormente fue
Presidente de la Federación Cubana de Ajedrez donde ejecutó una extraordinaria
labor durante 10 años; actualmente es el Presidente de FIDEAMERICA.
Olimpíada Mundial, Estanbul 2012
¿Que representó
para ti tus primeros triunfos en el Ajedrez durante tu infancia?
-En la ciudad de Cárdenas, donde me inicié como
ajedrecista a eso de los 11 años, había mucha motivación para que los niños
jugaran Ajedrez, y ser ajedrecista – con determinados éxitos- pues era
halagador entre los compañeros de la escuela, familiares y amigos.

¿Sentías
alegría, jubilo, te sentías orgulloso antes tus padres? ¿Qué fue lo más
estimulante para ti en tus inicios?
Si por supuesto y también ante mis amigos del Ajedrez, y
compañeros de la escuela. Creo que lo más estimulante de esos años fue lograr
la mejor actuación de Latinoamérica en Mundiales Juveniles hasta ese momento,
cuando logré llegar con 16 años al 7mo lugar en el mundo jugando junto a Zoltan
Ribli, Eugenio Torre, Rafael Vaganian, que ya prácticamente eran conocidos
internacionalmente y que con los años fueron figuras destacadísimas a nivel
mundial.
¿En tu hogar se
jugaba el Ajedrez? Quién te enseña a jugar?
-Solo jugaba mi hermana, mis padres no. Rectificando la memoria…me enseñó a jugar una vecinita de al lado de mi casa, Mercedes Padrón en el año1965. Fue a mi casa con un juego que le había regalado el padre y me enseñó los primeros rudimentos. Agradecido de ella de por vida.
¿Tus padres te apoyaban en el Ajedrez? ¿Qué recuerdos
tienes de esa época?
-Si, desde niño me apoyaron y siempre tuve la libertad y
confianza familiar para participar en todas las competiciones, dentro y fuera
de mi localidad; me ofrecieron la facilidad para estudiar y el apoyo económico
imprescindible para conseguir materiales de Ajedrez. Todos esos detalles fueron
muy positivos en mis inicios como ajedrecista. El apoyo de los padres es
fundamental en la formación y permanencia del joven en el deporte.
¿Cómo
funcionaba en tu época un centro de alto rendimiento? ¿Qué maestros impartían
clases?
-En mis inicios todavía no había una Cultura de
entrenamiento en Cuba. Cada cual se preparaba empíricamente o mediante consejos
de jugadores experimentados. En 1970 comenzaron los primeros esfuerzos por
aglutinar a los jóvenes para darle una preparación, pero más por iniciativa de
los pocos Entrenadores que existían, que a través de una Metodología técnica,
como ya ocurrió en todo el país posteriormente a finales de los 70.
Algunos beneficios que aporta el Ajedrez
¿Te hubiese
gustado tener un Entrenador de niño, piensas que hubieses aprendido de una
forma más rápida los conocimientos sobre el Ajedrez?
-Si, por supuesto con un Entrenador a los 11-15 años de
edad el avance hubiera sido más notorio. Fui Campeón Nacional juvenil de Cuba a
los 15 años donde el nivel de juego era alto, pero fundamentalmente por mi
propio esfuerzo y preparación.
La foto que
publico en esta entrevista- ¿que recuerdos te trae, que sentimientos despiertan
en ti?
Esa foto me recuerda el tiempo que llevo dedicado al
Ajedrez… con triunfos y fracasos, pero muy contento y privilegiado por lo que
el Juego Ciencia me ha brindado durante casi 50 años. Trabajé muchos años como
Economista, tanto en Cuba como en la República Dominicana, incluso con
resultados muy positivos, pero las mayores alegrías y satisfacciones las he
recibido dando y recibiendo Jaques.
¿Cuales son la diferencias del jugador del al Entrenador
de Ajedrez?
-El jugador trabaja para lograr resultados individuales y
uno mismo es el responsable de sus éxitos o fracasos. El Entrenador trabaja
para motivar, preparar y contribuir con el desarrollo ajedrecístico y personal
del alumno. Es una tarea mucho más amplia y responsable porque los alumnos
dependen del trabajo del Profesor.
¿Qué le aporta el ajedrez a un niño?
-Debemos partir del
proverbio que dice “Las virtudes del Ajedrez son tan innumerables como los
granos de arena de un desierto” Y a tal efecto, en los niños y jóvenes el Ajedrez,
sobre todas sus virtudes, les enseña a pensar y a tomar decisiones bajo un
límite de tiempo determinado. Y eso es una cualidad que le sirve para toda la
vida.

De igual forma, está
comprobado que el Juego Ciencia constituye una herramienta para el mejoramiento
del coeficiente intelectual y el rendimiento escolar de los niños y jóvenes que
lo practican.
A pesar de ser un juego individual, el Ajedrez también se
compite por equipos. Y para tener éxito se desarrolla una colaboración entre
todos sus miembros. Este sentimiento de trabajo en equipo y colaboración se
desarrolla además, a nivel de los clubes, escuelas y colegios. lo cual contribuye
a desarrollar un sentido de cooperación, amistad y solidaridad para el
mejoramiento y superación personal entre sus practicantes.
 El Ajedrez es una
manera fabulosa para que los niños aprendan a  autovalorarse y autoestimarse.
¿Que le recomiendas a un niño que se inicia en el Ajedrez?
-Tomar el estudio del Ajedrez con seriedad,
responsabilidad y pasión. Es un deporte que necesita mucha preparación técnica,
psicológica y física, y debe estar dispuesto al esfuerzo y la dedicación
continua para lograr éxitos. Los resultados se derivan del trabajo realizado.
¿Cuales serian tus consejos al padre de un niño que
inicia en el ajedrez?
-Mucha motivación, apoyo logístico –juegos, libros, etc.-
y también incentivar al niño para que pueda afrontar el sacrificio que conlleva
la preparación necesaria para lograr resultados exitosos. Es una tarea
permanente de años.
Entrenador del Colegio Los Embajadores C. S., Santo Domingo, 
ganador de la Liga Intercolegial en varias ocasiones
¿Piensas que los ajedrecistas se hacen solos?
-No, y aún los ajedrecistas más talentosos que nacen con
determinada facilidad para jugar, deben cultivarse en un ambiente propicio con
el estudio y con la guía de un Entrenador. Hasta el genial Capablanca tuvo la
oportunidad de convivir en un clima habanero propicio para su desarrollo ya que
la Capital cubana era una plaza ajedrecística muy activa en la época de su
formación.
Relátanos tus vivencias como Entrenador.
-He sido Entrenador de forma privada de ajedrecistas de
diferentes edades y niveles de fuerza; también en clubes, colegios,
universidades y este año del Equipo Femenino Dominicano a la Olimpíada Mundial.
La experiencia me indica que cada equipo o ajedrecista tiene sus
particularidades y características propias y como tal hay que comprenderlo para
prepararlo.
Hay que trabajar en diferentes aspectos técnicos en
dependencia del tipo de competición, del tiempo de que se disponga antes de
determinado evento y de la duración del mismo. Para ello, el Entrenador debe
poseer la necesaria capacidad, habilidad, visión y aptitud para asumir
diferentes tareas que permiten lograr un buen desarrollo técnico y personal
dentro y fuera del salón de juego del alumno o equipo. Asimismo, el Entrenador
debe estar atento para mantener el espíritu de cohesión, la disciplina y el
orden de los miembros del equipo colectivo.
Conocer la personalidad, los puntos débiles y los
potencialmente fuertes de cada ajedrecista, es otro aspecto importante que debe
captar el Entrenador.
La seriedad y la responsabilidad que se asume al entrenar
a un jugador o un equipo, influye decisivamente en los resultados finales.
Entrenador del Equipo Olimpico Dominicano, 
Tromso, Noruega 2014
¿Cuál es el compromiso del Entrenador con su alumno?
-El compromiso fundamental es lograr que avance técnicamente
para que conquiste buenos resultados y asimismo, formar al ajedrecista
integralmente como jugador y ente social. Debe infundirse en el niño el concepto
expresado por Fischer y Spassky “El Ajedrez es como la vida” y en base a
eso, educarlo y prepararlo integralmente.
¿Con que ojos mira el niño ese nuevo mundo, de viajes de
triunfos?
-Es agradable y emocionante para el niño representar a su
colegio, ciudad, club e incluso a su país, en los eventos donde participa. Eso
lo hace identificarse más con sus compañeros del colegio, amistades y
familiares porque se convierte en un digno y honrado emisario de ellos ante otras latitudes
y personas.
¿Como Entrenador
y a partir de la experiencia como niño, cuáles son las técnicas que aplicas a
los niños que entrenas? ¿Te sirvió tu experiencia infantil en el aprendizaje,
para entrenar de mejor forma a los niños?
-Claro, por razones obvias cada experiencia es aportadora
de conocimientos. Es necesario ante todo,  tener paciencia y cordura al enseñar e
inculcar el amor hacia el Juego Ciencia. Se debe trabajar en base al sentido de
la rivalidad deportiva, el comportamiento educado y amistoso ante el contrario
y en el crecimiento individual como
ajedrecista y persona integralmente preparada para afrontar, desde la niñez, diferentes
tomas de decisiones en la vida. Además, se debe enseñar e interpretar el
Ajedrez como una parte de la Cultura universal que ha marchado paralelamente al
desarrollo de la Humanidad; ahora recuerdo la frase del Doctor S. Tarrasch “Yo
siempre he sentido un poco de lástima hacia aquellas personas que no han
conocido el Ajedrez; Justamente lo mismo que siento por quien no ha sido
embriagado por el amor. El Ajedrez, como el amor, como la música, tiene la
virtud de hacer feliz al hombre”.

¿Cómo se
individualiza, si es así, el entrenamiento de un niño, de qué factores depende?
-Depende del talento, el interés por el estudio, la forma
de asimilar la preparación, su responsabilidad para resolver los ejercicios en
la casa. A tal efecto, uno va conociendo la potencialidad de cada niño y las
perspectivas de su carrera. En base a eso, se debe elaborar un Plan de trabajo técnico
funcional que le permita su superación general: dominar los Finales básicos,
los Temas tácticos elementales, la creación de un Repertorio de aperturas, el
conocimiento de la importancia de la Conformación de peones, la elaboración de
Planes en el Medio juego, entre otros aspectos técnicos que un niño debe
comenzar a dominar poco a poco con el estudio individual y mediante la guía de
un Entrenador. Asimismo, el Entrenador debe enseñar al niño toda una Cultura
Ajedrecística que le permita asimilar mejor las lecciones y para que el niño se
familiarice más y mejor con el Mundo del Ajedrez.
…cada equipo o ajedrecista tiene sus particularidades 
y características propias… 
¿Hoy para ti que son las piezas? ¿Qué pieza prefieres?
El Ajedrez es una batalla intelectual donde cada pieza
representa en el tablero, desde la importancia de un simple soldado, hasta el
rol de un importante general. Es una representación de una verdadera democracia
donde la tarea del humilde Peón tiene tanta importancia como la que ejecuta el
Rey, cada cual desde la posición que ocupe.
Como Fischer, prefiero el Alfil sobre el Caballo, y por
eso valoro al primero por regla general, en 3.125 puntos, en lugar de 3.0 como
suele valorarse junto al Caballo.
¿Para ti que es el Ajedrez?
-El Ajedrez es el deporte convertido en Cultura, es el
alimento natural de las neuronas.

Pues hemos terminado.
-Gracias Gabriel, muy amable de tu parte. Espero haber
sido preciso y que la entrevista cumpla la finalidad de hacer comprender a los
padres de los niños ajedrecistas la importancia de que jueguen Ajedrez y los
beneficios que el Juego Ciencia le aporta.
Un
cordial saludo.

Reseña del autor: El
Dr. Gabriel Capó Vidal es socio fundador de la ANPA que son las siglas de la
Asociación Nacional de Padres de Ajedrecistas en México. Asociación que tutela
los derechos de los niños y jóvenes ajedrecistas. La labor de la ANPA ha
propiciado benéficos cambios en el ajedrez en este país. Es articulista de Ajedrez.

Lectura recomendada:
Beneficios que nos brinda jugar Ajedrez

http://www.ajedrezpinal.com/2013/02/beneficios-que-nos-brinda-jugar-ajedrez.html

Por PINALCHESS

Maestro Internacional de Ajedrez FIDE Trainer Licenciado en Economía Articulista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *