Éxitos y mucha suerte muchachos !!

El próximo 23 de septiembre comenzará en Batumi, Georgia, la Olimpiada Mundial de Ajedrez por equipos y dos años ha tenido la Federación Dominicana de Ajedrez para revertir las peores actuaciones del país en unas Olimpíadas  (110 en el femenino y 99 en el masculino en Bakú-2016), sin embargo, este año se repite la misma situación: ninguna preparación ni entrenamiento serios acorde con el nivel del evento y cero fogueo pre-competitivo.  Como complemento, mantuvo a los mismos entrenadores de los equipos; por lo que permanecen todos los factores que conllevaron a aquella triste actuación.

Dentro de la FDA no existe un pronóstico de los lugares a que se aspiran o posibles resultados a alcanzar porque lo relevante es montar a los equipos en al avión, las usuales fotos para la prensa y decir que cumplió con enviarlos… a un matadero como ha sido la costumbre de los últimas Olimpíadas.  Después si los resultados no son decorosos, la consabida justificación “todos hicieron su máximo esfuerzo y ganaron experiencia”, sin reconocer las causas reales de la actuación para no repetirlas.

Algunos varones han “entrenado”, (si es que se puede llamar así a un entrenamiento amistoso y selectivo) con un Gran Maestro, pero resulta que el entrenador que va a Georgia es otro (?). Todo una improvisación sin un plan establecido de antemano esperando que ambos entrenadores, por arte de magia, logren que los muchachos jueguen bien. Carecen del llamado  “teamwork” como principio elemental para jugar motivados y unidos cuando se asiste a una competencia por equipos.

Y las pobres muchachas van con una preparación lejana al estudio, atención y superación de sus lagunas en los Finales / Estrategia,  sin juntarse para organizar un trabajo de equipo necesario para jugar animadas y unidas.  Pero de una FDA sin criterios técnicos, donde predomina el clientelismo-favoritismo para seleccionar jugadores y entrenadores, y esperando patadas voladoras para obtener resultados, no se puede esperar más.

Hace dos años el equipo femenino perdió con Venezuela y  Nicaragua 1 x 3, y  con Bostwana 1.5 x 2.5. En esta ocasión los equipos africanos serán fuertes rivales para las dominicanas que jugarán por debajo de la mitad de la tabla inicial del ranking. De los resultados con esas rivales dependerá el nivel de actuación de las féminas. Ni pensar competir al nivel de las europeas ni de algunos países del área..  De Tromso-2014 a Bakú-2016, el equipo femenino bajó 26 lugares pero la FDA no analizó la experiencia y por eso repite ahora la misma fórmula del fracaso.

En ambas ramas, equipos latinoamericanos que antes eran inferiores a nosotros, en la actualidad nos superan en títulos, rankings y actuaciones. Venezuela y  Perú, entre otros, ya parecen inalcanzables para los jugadores dominicanos. Esos equipos avanzan, nosotros retrocedemos y Bakú 2016 fue la mejor evidencia.

Ojalá que en Batumi, Georgia, no se repita ese desastre porque sería el bochorno final de un Ajedrez con una Federación investigada por la Cámara de Cuentas de la República y muy escasos logros que exhibir en los últimos 4 años. Aún el país no cuenta con una Maestra Internacional (Puerto Rico ya tiene dos), las dos últimas Maestra FIDE fueron graduadas en el 2014, el último MI  hace más de 10 años y desde el 2012 no se celebra en el país un evento internacional.

Carol Almonte y Wilsaida Díaz, últimas Maestras FIDE. Graduadas en al año 2014

Por otra parte, una de las impresiones que da la FDA a sus jugadores es que van a un turismo deportivo ya que vuelve a enviar a personas  con mínimas funciones a ejecutar. Inconscientemente eso prende en la mente de cada jugador y el comportamiento se relaja durante toda la competición porque saben que ellos sí merecen “ese costoso viaje” ganado esforzándose ante el tablero. En países donde escasean los fondos, el Jefe del grupo es el mismo delegado ante la FIDE, que este año otorgará al país un Travel Subsidy de €11,200 euros. (https://www.fide.com/images/stories/NEWS_2018/FIDE_NEWS/Olympiad/Travel_Subsidy_Batumi_Olympiad_2018_Report.pdf)

Esperemos que ambos equipos logren quedar entre el 85 y 100 lugares, que aunque no es una buena actuación, al menos no será la hecatombe de hace dos años cuando fuimos sin entrenamiento, preparación ni fogueo y llegando prácticamente para jugar después de un viaje de 24 horas. Sabemos que ellos van con el corazón y deseos de triunfar; pero eso no basta, porque sus rivales también juegan con el corazón y ansias de ganar, con la diferencia a su favor de que van motivados y preparados para jugar bien.

Éxitos a los dos equipos y mucha suerte, porque la van a necesitar.

Feliz viaje!

By |2018-09-16T13:37:11+00:00septiembre 16th, 2018|Opinión / Criterio|0 Comments

About the Author:

Maestro Internacional de Ajedrez FIDE Trainer Licenciado en Economía Articulista