LA CULTURA AJEDRECÍSTICA

“El Ajedrez, que reúne orgánicamente elementos del Arte, la Ciencia y el Deporte, a lo largo de los siglos ha constituído parte
inalienable de la Cultura y la Civilización Mundial”.
                                          (I. Linder, Historiador de Ajedrez)
                   
Consideramos el Ajedrez como una Cultura que ha evolucionado paralelamente con el desarrollo de la humanidad; enjuiciarlo simplemente como una diversión intelectual sería minimizar las verdaderas cualidades deportivas, artísticas y científicas del milenario juego. Es por ello, que para formarse integralmente como un verdadero Maestro de Ajedrez se debe dominar no sólo la técnica más compleja,  sino también los diferentes aspectos culturales que han contribuido a que este juego haya perdurado en la mente humana a través de los siglos.

El Ajedrez en tiempos remotos

Para los ajedrecistas es importante llegar a ser un jugador capaz de conocer la teoría de las Aperturas y la técnica del Medio Juego y del Final; convertirse en un Maestro con amplios conocimientos técnicos es una meta de los jóvenes aficionados al Juego Ciencia y de todos los que deseen avanzar en el difícil mundo de las 64 casillas.

Estudiar a los Clásicos del Ajedrez desde Philidor  a Botvinnik y analizar las partidas de Fischer, Karpov, Anand y Kasparov, se convierte en una “ley metodológica” para cumplir con  las aspiraciones de conquistar éxitos  deportivos cada vez  superiores.

François-André Danican, Philidor, músico y ajedrecista 
es considerado uno delos mejores ajedrecistas del siglo XVIII.

Llega el momento en que el estudiante se convierte en un reconocido jugador, alcanza la Maestría, sin embargo, le falta algo para ser un Maestro en toda la extensión de la palabra; carece de algo que lo haría un extraordinario abanderado del Ajedrez: le falta Cultura Ajedrecística.

Personalmente me he encontrado con estos ajedrecistas, fuertes jugadores de Ajedrez  hay que reconocer, pero desposeídos de una Cultura Ajedrecística que complemente su buen nivel de juego; éstos apenas pueden conversar de temas ajedrecísticos ya que están muy limitados en sus conocimientos.

Participantes / Nottingham 1936, uno
de losTorneos más fuertes de su época
¿Qué aspectos son los más significativos de conocer para poseer una integral Cultura Ajedrecística? Son innumerables, pero fundamentalmente se pueden enmarcar los siguientes:
-La Historia del Ajedrez.
-La Evolución de las Corrientes ajedrecísticas desde Philidor hasta la Escuela Soviética y nuestros días.
-Los Clásicos del Ajedrez, incluyendo a todos los Campeones Mundiales y el aporte de sus ideas al desarrollo ajedrecístico universal.
-Los Torneos que hicieron y hacen época dentro del Ajedrez mundial.
-Las Partidas famosas de todos los tiempos.
-Las Frases Célebres que enaltecen los valores y las virtudes del Ajedrez.
-La relación del Ajedrez con otras Ciencias: las Matemáticas, la Psicología, etc.
-La vinculación del Ajedrez con la Literatura, el Cine, la Filatelia, etc.
-La interrelación entre el Ajedrez y la Cibernética.
-Biografías de los jugadores representativos de diferentes Escuelas y épocas. 
-Curiosidades y Anécdotas.  Finales y Problemas artísticos que embellecen el Ajedrez.
-Los libros imprescindibles para lograr una base ajedrecística adecuada que permita llegar a la Maestría.
Sin duda se pueden mencionar muchos más, ya que el mundo del Ajedrez tiende al infinito y por lo tanto son muchos los factores prácticos e intelectuales que lo convierten en  una Cultura universal integrada por una extraordinaria aureola de temas.
                                           Club Argentino de Ajedrez – Buenos Aires
Enmarcarse en el tiempo del desarrollo de una determinada variante,  ayudaría al jugador a asimilar mejor su estudio. Por ejemplo, al estudiar la variante Najdorf en la Defensa Siciliana, es imposible no remontarse al Torneo internacional de Gotemburgo de 1955 donde sucedió la famosa  Tragedia Argentina. Al situarse en el tiempo y en los pormenores de la misma, pues tenemos mejor formación intelectual para comprender mejor ajedrecísticamente dicha variante.
Asimismo, si conocemos de antemano detalles del match por el Campeonato del Mundo de 1972, sin duda estaremos en mejores condiciones para comprender la importante jugada 14.-Cb1!? realizada por Boris Spasski en la Siciliana del Peón envenenado planteada por Robert Fischer en la partida número 11 del match.

Fischer – Spassky, Islandia 1972
También es evidente que si conocemos parte de la vida de un determinado autor, pues comprendemos mejor sus libros, sus ideas y sus objetivos.
De esta forma ocurre con disímiles situaciones al estudiar Ajedrez. Si tenemos una formación cultural ajedrecística amplia, pues estaremos en condiciones de asimilar mejor el estudio del Ajedrez y poder progresar con mayor facilidad.

La Cultura Ajedrecística se adquiere leyendo, estudiando y conversando sobre diferentes tópicos del Ajedrez. Conversar con un Maestro que posea elevados conocimientos técnicos y amplia Cultura Ajedrecística, constituye una privilegiada cátedra de Ajedrez de la cual no todos podemos disfrutar periódicamente.

Olimpíada de La Habana 1966, Fischer analiza su
partida con Spassky junto con Tal y Polugaesvky
Es por ello el importante papel que  desempeñan en la actualidad las páginas de Ajedrez del INTERNET, las que cumplen con un excelente papel de divulgación, no sólo de noticias de la actualidad internacional, sino también de una extensa gama de aspectos culturales relacionados con el Juego Ciencia.

Nelson Pinal Borges, MI
Santo Domingo

By |2017-03-23T02:55:50+00:00diciembre 1st, 2010|Opinión / Criterio|0 Comments

About the Author:

Maestro Internacional de Ajedrez FIDE Trainer Licenciado en Economía Articulista

Leave A Comment