El Ajedrez es prueba de inteligencia J. W. Goethe, poeta alemánEl día jueves 29 de abril de 2004 se organizó en la ciudad de Santa Clara, Cuba, la mayor Simultánea registrada en la historia del Ajedrez y que constituyó un nuevo Record Mundial y Guinness al lograr reunir 13,000 tableros frente a la Plaza Mausoleo Ernesto Che Guevara. Realmente fue el rompimiento de un Record que también había logrado el Juego Ciencia cubano el 7 de diciembre del año 2002 cuando se reunieron en la Plaza de la Revolución José Martí de La Habana, 11,320 jugadores.  

Lugar de la Simultánea Es bueno recordar que ya en el año 1966, en ocasión de celebrarse en La Habana, la Olimpíada Mundial de Ajedrez, el nombre de Cuba apareció en el libro de las primacías en el Ajedrez, cuando en la misma Plaza José Martí, se organizó una Simultánea gigante, con 6 mil 840 tableros, Record mundial para entonces. La Simultánea de Santa Clara, ciudad cuna de destacados ajedrecistas como el inolvidable Gran Maestro Guillermo García, el GM Jesús Nogueira, y los Maestros Internacionales Yuniesky Quesada, Frank de la Paz, Rodney Pérez, Ciro A. Fernández, J. J. Hernández, Luis Sieiro y Asela de Armas -varias veces Campeona Nacional-, entre muchos otros de renombre, contó con la presencia del ex-Campeón Mundial de Ajedrez, Gran Maestro, Anatoly Karpov que por espacio de una semana visitó la Isla de José Raúl Capablanca y que fue honrado con la Orden al Mérito Deportivo que otorga el Consejo de Estado.  Karpov en la SimultáneaIndudablemente que la Simultánea de Santa Clara fue un acontecimiento deportivo de primer orden a nivel mundial y un gran éxito para sus organizadores teniendo en cuenta lo difícil que es reunir el personal calificado -¡¡864 simultaneístas!!-, la logística material – tableros, juegos, mesas y sillas- y a los simultaneados –aficionados de todas las edades- para poder satisfacer la demanda de 13,000 tableros. Cuba es un país de Simultáneas y me atrevo a afirmar que posee también el Record Mundial de Simultáneas por km, si es que éste puede ser un indicador que mida la ejecución de Simultáneas a nivel nacional. Es difícil encontrar un país donde la frecuencia de Simultáneas sea comparable a la alcanzada en la mayor de las Antillas, donde la Federación de Ajedrez en su agenda de trabajo, cuenta con un Plan Nacional de Simultáneas.Tampoco es osado afirmar que la organización de Simultáneas ha contribuido firmemente con el desarrollo alcanzado por el Ajedrez cubano en los últimos 45 años; es común ver a sus mejores jugadores participar como simultaneístas en los más recónditos rincones de la geografía nacional. En fecha reciente el Gran Maestro Leinier Domínguez alcanzó el Record Nacional al enfrentarse a 150 oponentes en la Escuela Internacional de Educación Física de La Habana. En esta ocasión el joven Leinier borró de las marcas, la establecida por el GM Reinaldo Vera en Matanzas, en 1991, cuando en la sala White jugó contra 130 rivales.  La experiencia personal me permite afirmar que las Simultáneas constituyen en sí un importante factor en el desarrollo del Ajedrez, tanto desde el punto de vista cuantitativo como cualitativo. Muchos de los jóvenes talentos que posteriormente triunfan a nivel magistral, nacen o son descubiertos en las Simultáneas. El hecho de que un Maestro se enfrente a 20-30 aficionados, que por lo general son escolares y juveniles, provoca en ellos –y hasta en sus padres- un entusiasmo tal que los incentivan a la práctica y a la superación ajedrecística. 

Escolares y aficionados en la Simultánea Bien concebida y organizada, la Simultánea de Ajedrez es una actividad muy instructiva para el simultaneado, que aprende de su partida, adquiere experiencia y es un buen fogueo para calibrar su nivel de juego ante su rival superior.

Por demás, una Simultánea celebrada en un parque público de cualquier ciudad es un espectáculo promocional del Ajedrez que atrae a muchos observadores conocedores o no del Juego Ciencia, que al ver una actividad donde una persona se enfrente a 20-30 jugadores, pues le provoca un interés personal que lo encamina a conocer los pormenores del Ajedrez y que luego se lo trasmite a sus hijos, familiares, colegas de trabajo, etc., lo que conlleva a la difusión espontánea del Noble Juego. Desde el punto de vista económico la organización de una Simultánea de 20-30 tableros no conlleva grandes gastos, lo que implica que a un bajo costo se pueda realizar una edificante actividad deportiva que además se convierte para jugadores y observadores, en una forma sana de aprovechar el tiempo libre. Tampoco se necesita un espacio o un terreno especial para su realización.  Estimo que de acuerdo a las posibilidades de cada país, cada Federación o cada entusiasta del Ajedrez que desee desarrollar el mismo, pues debe tener presente entre sus planes de trabajo la organización de Simultáneas con determinada frecuencia y en lugares “estratégicamente seleccionados” para que la misma se convierta en una actividad deportiva que cumpla con el interés de organizadores, jugadores y público en general. 

Ese sería un paso más en favor del desarrollo del Juego Ciencia. El caso de Cuba es un ejemplo a seguir y una confirmación de la importancia de las Simultáneas para alcanzar un progreso seguro del Ajedrez nacional.

 

Nelson Pinal Borges, MI
Santo Domingo

 

Por PINALCHESS

Maestro Internacional de Ajedrez FIDE Trainer Licenciado en Economía Articulista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *