La Iniciativa

Uno de los aportes de José Raúl Capablanca al desarrollo de la técnica ajedrecística fue el Concepto de la iniciativa. Así lo apreciamos en su libro Fundamentos del Ajedrez, donde expone su criterio sobre la iniciativa, porqué constituye una ventaja y la importancia de mantenerla o de transformarla en otro tipo de ventaja.

Botvinnik considera a Los fundamentos del ajedrez, de Capablanca, como el mejor libro sobre Ajedrez que se haya escrito

¿Qué es la iniciativa?

Cuando las piezas se colocan inicialmente en el tablero, blancas y negras poseen la misma posición e idéntico material. Las blancas sin embargo, tienen la potestad de iniciar el juego y en este caso, significa que posee la iniciativa, y ésta, cuando todo lo demás es equivalente, constituye una ventaja.

Dicha ventaja debe ser mantenida todo el tiempo posible y será abandonada únicamente si se convierte en una superioridad material muy favorable  que posibilite obtener la victoria de forma segura y sin riesgo. La iniciativa también se podrá ceder si se consigue una ventaja posicional que  conlleve un ataque al Rey que permita la definición de la partida.

La amenaza es el arma principal de la iniciativa y en muchas ocasiones deriva en ataques basados en diferentes temas tácticos.

Por lo tanto, para mantener la iniciativa es fundamental crear amenazas constantes que dificulten la organización de la defensa del contrario.

Veamos el siguiente ejemplo:

Event World Championship 18th
Site The Hague/Moscow
Date 1948.04.13
White: White Botvinnik, Mikhail
Black: Euwe, Max
Result 1-0

Posición después de la jugada 21…f6 del negro

En la posición del diagrama existe igualdad material y aunque el Blanco está posicionalmente superior (está enrocado, domina la columna c y tiene mejor estructura de Peones), el Negro amenaza al Caballo y cuando éste se retire, las Negras tienen algunas opciones defensivas basadas en su poderoso Alfil y la posibilidad de tomar la columna g para atacar al Rey contrario.

Sin embargo, Botvinnik aprovecha muy bien su derecho a jugar y con un excelente movimiento (22.Dg3!!) mantiene la iniciativa que ha conseguido desde la Apertura; con amenazas muy fuertes transforma la iniciativa en un ataque directo al Rey. La idea central es penetrar con la Dama a g7, seguido de Tc7 y crear amenazas de mate. Casi obligado, las Negras, para contrarestar esa situación, deben cambiar la Dama por la Torre con lo que quedarán con desventaja material.

Posición después de la jugada 22.Dg3!!
Posición después de 24.Tc7!! (amenazando mate en e7 o tomar el Alfil y posteriormente atacar por la 8va línea) con lo que obtendría ventaja material decisiva
Posición Final. Aunque Euwe alargó infructuosamente la partida hasta la jugada 35 con desventaja material clara,  desde 24. Tc7!! quedó perdido
Los ex-Campeones mundiales Max Euwe y Mijail Botvinnik en Nottingham 1936

Otro ejemplo:

Taimanov, Mark  E – Zhukhovitsky, Samuel Leningrad-ch 23th Leningrad, 1949  /  0-1

En el siguiente diagrama las Blancas, después de haber tenido la iniciativa desde la Apertura, fue cediendo gradualmente la misma hasta que comete un grave error en la jugada 31. Ce6 y que el Negro aprovecha para obtener de forma decisiva la iniciativa y lograr el triunfo basado en amenazas directas al Rey Blanco.

Posición después de 30…Ce3
Posición después de 31.Ce6??  Aparentemente el Blanco toma la iniciativa correctamente para ganar por la doble amenaza de Cxc7 y Td8 jaque, pero…
31…Cg4!! con la doble amenaza de mate en f2 y h2. El GM Taimanov pensando que jugando primero ganaba la partida, ha permitido que su rival tome la iniciativa para finalmente lograr la victoria.
Posición después de la jugada obligada 32.g3, que permite al Negro obtener ventaja material decisiva
Posición Final. El Blanco abandona ya que la desventaja material es imponente.

By | 2018-03-12T04:45:03+00:00 marzo 12th, 2018|Capablanca, Estrategia, Táctica|0 Comments

About the Author:

Maestro Internacional de Ajedrez FIDE Trainer Licenciado en Economía Articulista