Terminaron los Torneos Zonales 2.3 Absoluto y Femenino donde los ajedrecistas extranjeros (12 países en el femenino y 13 en el absoluto) se llevaron los premios ($15,000 dólares en total) y el ELO de gran parte de los dominicanos. El ganador, el GM cubano Carlos D. Albornoz Cabrera, demostró su real fuerza al ganar con facilidad el torneo. ¡Felicidades!

El Torneo Absoluto

En el Torneo Absoluto, aunque República Dominicana presentó más de la mitad del total de 65 participantes, el dominio de los visitantes foráneos fue de tal magnitud que de los 34 ajedrecistas dominicanos que intervinieron, ninguno terminó entre los 12 primeros lugares y solo 3 entre los 20 primeros. Ni el recién estrenado Campeón nacional Gian Arvelo (lugar 22) ni el sub-Campeón nacional Carlos Paul Abreu (lugar 26) pudieron redondear una buena actuación y acercarse al menos, al título de Maestro Internacional dada la relativa facilidad que existía para lograrlo. Fue una gran oportunidad perdida igual para C. Guzmán, Y. Estarling, D. Camacho y V. Méndez que poseen un relativo buen nivel de juego. Magnifico hubiera sido que en el propio suelo dominicano un jugador criollo hubiera alcanzado la puntuación para el título de MI.

En este grupo destacó la actuación de la joven colombiana Valentina Argote Heredia, de 22 años, que logró 6 puntos para quedar en el lugar 8. Ella derrotó a los dos jugadores dominicanos que enfrentó (Kedual Fermín y Carlos Paul).

WIM Valentina Argote

En el torneo participaron jugadores que estaban muy lejos de un nivel técnico apropiado para participar en un Zonal, lo que indudablemente le restó calidad al campeonato. FIDE AMERICA debería establecer un mínimo de ELO FIDE u otros parámetros para aceptar jugadores en estos eventos; el aspecto dinero no debe estar por encima de la calidad y el prestigio de una eliminatoria al Campeonato del mundo. Y entonces, ¿para qué se realizan los Torneos Sub zonales, supuestamente clasificatorios para el Zonal? Mucho más en época de crisis económica mundial y aún con la pandemia del Covid-19 acechando.

Los triunfadores: Albornoz y Yerisbel

El Torneo Femenino.

Con una participación de 24 jugadoras de 12 países, incluyendo 7 nacionales, el evento prácticamente se convirtió en un doble torneo donde las extranjeras jugaron entre ellas y otro grupo, que parecía un evento nacional dominicano. Como positiva excepción resaltó la actuación de Raydily Rosario Almánzar que sacó la cara por las ajedrecistas criollas y logró 5 puntos para llegar en el lugar 8. Las otras 6 jugadoras dominicanas terminaron entre el lugar 17 y 23. Se esperaba una mejor actuación de la CM Patricia Castillo (lugar 18, menos 44 puntos de ELO).

Raydily, la mejor dominicana

La ganadora del Torneo fue la MI cubana Yerisbel Miranda Llanes que, aunque perdió una partida, gano 7 en total, de ellas, las 3 últimas. ¡Felicidades!

Consideraciones.

Estos torneos reflejan y confirman el bajo nivel cualitativo del ajedrez dominicano, algo que se viene advirtiendo desde alrededor de 10 años. No sorprende el resultado general ya que en las Olimpíadas mundiales hemos perdido con equipos africanos y en Bakú-2016 con un equipo de escolares de Azerbaiján, entre otros resultados que debieron alertar a las autoridades del ajedrez. También en Bakú, el equipo femenino terminó en el lugar 110, actuación que se debió haber tenido en cuenta para realizar un trabajo especial con el ajedrez femenino.
RD vs Azerbaiján 3 – Bakú 2016

Estos resultados negativos son consecuencia del abandono del ajedrez de calidad, donde se juega un Campeonato nacional de pobre nivel competitivo para cumplir con uno número establecido en los estatutos. Es también el resultado de la falta del entrenamiento de jóvenes; de los 9 años sin hacer un evento internacional en el país, la falta de fogueo internacional y la realización al vapor de los Campeonatos nacionales por edades en un día.

También son frutos de la política de favoritismo y marginación de jugadores, árbitros y entrenadores, que se refleja entre otras acciones, en la presión para que destacados maestros se ausenten en el Campeonato nacional y otros torneos, como ocurrió recientemente.

¿Cómo es posible que se consigan fondos para un Torneo Zonal, con un costo de casi un millón de pesos solamente en premios, y no se puedan efectuar los Campeonatos nacionales sub-20, sub-18 y sub-16 del pasado año, o asistir a eventos por edades en la región? O simplemente, no se premien ni los tres primeros lugares del Campeonato Nacional.

No olvidemos que aún el país no cuenta con una Maestra Internacional; tampoco se vislumbra un próximo Gran Maestro; pero la vida sigue igual, no se elaboran planes de desarrollo y se quiere aparentar que todo marcha bien con un espíritu triunfalista falso y sin argumentos.

Así marcha el ajedrez actual

Si deseamos avanzar,  el ajedrez serio, organizado y de calidad no debe ser sustituido por un ajedrez populista de blitz y chatarra como ha ocurrido en los últimos años y donde la política ha penetrado en las entrañas del juego ciencia dañando su desarrollo y calidad como muestran los resultados de los Zonales. No deseamos a un Mijail Botvinnik (patriarca de la Escuela Soviética) dirigiendo sus destinos, pero “zapatero a sus zapatos”.

Estos eventos zonales fueron dedicados al Excelentísimo Presidente de la República, Luis Abinader Corona, quien ha emprendido una política de transparencia económica sin precedentes en el país. Se impone, por lo tanto, que las entidades organizadoras de estos torneos brinden un detallado informe de ingresos y gastos, como ejemplo de claridad y prestancia en la organización de estos y para que el país siga disfrutando de las posibilidades de celebración de próximos torneos internacionales, incluso, con mayor partipación extranjera.

Por PINALCHESS

Maestro Internacional de Ajedrez FIDE Trainer Licenciado en Economía Articulista