“Cosas veredes, amigo Sancho, que faran fablar las piedras”
Al  comenzar la última ronda del recién finalizado Campeonato Nacional por Equipos de la República Dominicana, tres elencos tenían posibilidades de ganar el Torneo: el Distrito Nacional con 15 puntos, Moca con 14.5 y San Francisco de Macorís con 13.5.
De frente, el Distrito Nacional, Campeón del Torneo,
 en el match con el joven equipo de Moca, tercer lugar.
                                                                                        
Entonces, el domingo en la mañana se enfrentaron los dos primeros equipos y San Francisco con San Pedro de Macorís, que tenía pocos chances de alcanzar uno de los tres primeros lugares a pesar de que su primer tablero es el actual Campeón Nacional  MF Miguel Infante (se aceptó que jugara por la provincia de San Pedro, aunque es de La Romana) y el segundo, uno de los mejores jugadores del país –MF Adan Mazara-.
La primera sorpresa de la mañana fue que Mazara no jugaría tan importante match donde se discutían los primeros lugares. En parte, indudablemente esto favorecía a San Francisco porque no tenía que enfrentarse a este fuerte jugador natural de San Pedro. Prefirió no jugar ante verse envuelto en las posibles travesuras que se rumoraban al comienzo de la última ronda
Casi al finalizar la ronda, el Distrito Nacional y Moca habían entablado  en diferentes momentos las 4 partidas y el match quedó 2-2.  Entonces el DN llegó a 17 puntos y Moca finalizó con 16.5. 
Faltaban pocas partidas para terminar el evento y  la mayoría de los jugadores y directivos estaban pendientes del match San Francisco vs San Pedro y sobre todo, de la partida del primer tablero, donde el MF Infante fue tomando ventaja suficiente para poder derrotar a José R. Sánchez de San Francisco. Sin embargo, ya cuando la posición y el tiempo de este jugador no aguantaban más, el Arbitro y el Capitán de San Francisco –después de detener el reloj- lo llamaron aparte y dicho Capitán lo conminó a que ofreciera tablas no obstante la posición perdida, cosa que el no entendía lógicamente. ¿Cómo va a ofrecer tablas en una posición perdida y nada menos que ante el Campeón Nacional

Inauguración del Torneo. El Presidente de la FDA,
Sr. Pedro Domínguez Brito, entrega una placa
a los hermanos Vargas, promotores del Ajedrez
en Santiago de los Caballeros. ¡Honrar honra!

Ante el asombro de los presentes, finalmente se sentó en la mesa ofreció tablas y el Campeón Nacional las aceptó de inmediato…. aunque su ventaja era ganadora y en el reloj acumulaba media hora contra 1 minuto y 26 segundos de su rival.

Gracias a ese resultado, el equipo de San Francisco de Macorís alcanzó empatar con el Distrito Nacional en primer lugar.

Legalmente la decisión de ambos es aceptada, pero….. ¿y la ética y el deportivismo no tienen  valor? ¿y tan burdamente delante de todos, incluyendo al Presidente de la FDA?
Por demás, si Infante ganaba esa partida lograba el mejor resultado como Primer Tablero y un Premio para el solo de RD 2,000 pesos ¿Qué razones lo impulsaron a conceder las tablas en una posición totalmente ganadora?  ¿Cómo se justifica aceptar esas tablas? Todavía no entiendo; aunque la juventud y  el ímpetu del destacado Campeón Nacional lo pueden haber traicionado en sus cálculos, o sus colegas lo aconsejaron mal.
Las otras tres partidas de este match las ganó San Francisco y de esa forma empató con el Distrito Nacional en primer lugar. Por justicia divina, el desempate lo ganó el DN que tenía mejor Bucholz y también la había ganado el match individual a San Francisco.  El DN ganó invicto, con 4 matches a su favor y dos empatados. Fue el líder indiscutible del Torneo desde la primera ronda.
Como dato adicional les digo que desde temprano en la mañana se les informó a las autoridades de la FDA de diferentes rumores relacionados con el match entre San Francisco y San Pedro.
En este evento se demostró que la legalidad no anda de manos de la ética ni los intereses del deportivismo.
Los Premios:
Primer lugar:                             50,000 pesos y trofeo
Segundo lugar:                          25,000 pesos
Tercer lugar:                             15,000 pesos
Según la página de la FDA esos son los premios. Sin embargo, al comenzar la última ronda se dijo que en caso de empate se dividirían los mismos. Algo inusual en este tipo de eventos ya que el desempate define los lugares. Lo dice claro: Primer lugar: 50,000  pesos y trofeo. ¿Y ese cambio repentino de lo establecido? Definitivamente el Premio en metálico se dividió…………..! ¿Ese sería el quid del asunto?
Les presento la posición final de la partida más famosa de este evento y que empañó el esfuerzo de los organizadores y jugadores para que el mismo fuera totalmente exitoso. Todos los programas informáticos de Ajedrez dan ventaja ganadora a las piezas blancas.
La posición de las tablas
Las negras están indefensas y sin contrajuego ante
 Dg5, Df4 y el avance de los peones blancos, combinado
 con las amenazas de la Dama y las Torres blancas
al Rey. Las blancas poseen ventaja ganadora.
Entiendo que la FDA debe analizar esta situación. Fue una burla a los ajedrecistas, a los organizadores y a la propia Federación Dominicana de Ajedrez que tanto se esmeró en la propia persona de su Presidente para celebrar por todo lo alto el Campeonato Nacional por equipos.
Ocurrió un hecho que rompió el sentido de la ética deportiva de nuestro deporte y crea un mal precedente. El silencio no es la mejor jugada………alimenta nuevas travesuras, mancha las buenas acciones y no ayuda a las nuevas generaciones.

Por PINALCHESS

Maestro Internacional de Ajedrez FIDE Trainer Licenciado en Economía Articulista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *